Tras una avería técnica en la turbina de la central termoeléctrica Antonio Guiteras, que retrasó la sincronización con el Sistema Eléctrico Nacional (SEN), y después de que se hicieran las correcciones oportunas, la unidad ha vuelto a la red esta tarde y ha incrementado paulatinamente su aportación de energía, lo que es significativo dados los vaivenes que vive el país en este ámbito.

Edier Guzmán, director de generación térmica de Unión Eléctrica, ha explicado que la central ha ido incrementando su carga hasta alcanzar los 140 megavatios (MW) en torno a las 19.30 horas, y que si no se producen más problemas, al final de la noche debería completarse la capacidad de 260 MW.

Señaló que, al mismo tiempo, los expertos estarían muy atentos al comportamiento de la turbina, que anteriormente había registrado algunos valores por debajo de los niveles exigidos y que requería la presencia de expertos para ajustar y normalizar todos los componentes de la zona.

Misbel Palmero Aguilar, director de la unidad de energía, señaló que dada la magnitud de la avería, se decidió mantener la caldera y los equipos auxiliares en funcionamiento para reanudar la generación de energía lo antes posible, lo que resultó beneficioso.

Después de cinco días, los técnicos de la planta, los trabajadores de la Empresa de Mantenimiento a Centrales Termoeléctrica y otros especialistas de diferentes partes del país consiguieron entrar en la caldera y repararla, una tarea extremadamente complicada.

El intenso trabajo de las últimas horas en el CTE de Matanzas deja claro que la reparación y puesta en marcha de una central termoeléctrica no es tarea fácil. El más mínimo percance puede afectar al buen funcionamiento de la industria.

Los responsables del mayor bloque de unidades del país habían anunciado que lo sincronizarían en menos de una semana, una empresa difícil pero no imposible.

Pensaron que podrían ahorrar tiempo y acortar el periodo de mantenimiento por algo que el primer ministro Manuel Marrero Cruz dijo el lunes en la propia planta. «Son conscientes de la importancia de su trabajo», dijo.

Al mismo tiempo, realizaban otras tareas importantes para el buen funcionamiento de la unidad, que, como se ha señalado, necesita un amplio mantenimiento.