Cuba: funcionario de comercio culpa al precio de la corriente y el incremento de salario de los altos precios de Coppelia

Una bola de helado en Cuba cuesta 7 CUP. Lo que significa que si llevas a tus hijos al Coppelia en una salidita familiar, sin hablar del transporte, sin pagar por agua u otro producto en el camino, después que hagas tu cola de turno, vas a desembolsillar una parte nada despreciable de tu salario incrementado en helado.

El tema ha corrido como pólvora en las redes sociales. Y el periodista cubano de moda, Lázaro Manuel Alonso, ha invitado a la Revista Buenos Días a funcionarios del Mincin para que salieran a dar la cara, con las excusas de casi siempre. Sí, porque esta vez, se dejaron fuera al bloqueo en algunas intervenciones.

¿Qué dijeron sobre los altos precios y la pésima calidad del pan de bodega y el helado de Coppelia?

El Director General de Servicios del Mincin explicó que el costo del pan en Cuba es de 97 centavos. O sea, prácticamente afirmó que al cobrar 1 CUP a la población, tampoco se ganaba mucho: “el margen comercial de la minorista es de 3 centavos, es decir, nada prácticamente, no tiene impuestos tampoco.”

Su explicación más clara fue esta: “el precio del pan no tiene subsidio, pero tampoco tiene márgenes de utilidad”.

Manifiesta que el pan antes costaba 5 centavos y nadie notaba la diferencia entre la calidad y el precio, pero cuando se sube a 1 CUP, entonces comienzan las quejas.

Al referirse a la mala calidad del pan de Cuba explica que hay varias razones que provocan esto: panaderías con dificultades tecnológicas y en algunos casos, la mano del hombre.

“No podemos admitir el robo de materia prima o violentar las cartas tecnológicas”, afirmó.

Sin embargo, las aclaraciones que seguramente más polémica van a traer son las referentes a los precios del helado en Coppelia.

Resumiéndolo de manera simple, los precios del helado Coppelia en Cuba son caros ahora por varias cosas: el alto precio de la importación de las materias primas, el alza de las tarifas de electricidad desde este año, y el incremento de los salarios. Sí, ha leído bien.

“El sistema de comercio, por citar un ejemplo, tenía un salario bajo, en el orden de los 240, 250 $. En el caso del Coppelia se produjo un incremento de salario de más de 9 veces. Eso tiene también un impacto en los precios”, afirmó el directivo.

En esencia, la empresa tiene que cubrir los gastos salariales de sus trabajadores, pagar una tarifa eléctrica que es muy alta y Cuba no produce la materia prima necesaria para la fabricación de helado.

Si usted quiere ver con sus propios ojos la explicación de los funcionarios invitados, vaya a la página de Facebook del Canal Caribe.

Redacción Noticias de Cuba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *