El bitcoin cayó más de un  8% en media hora el viernes después de que el Banco Popular de China se comprometiera a tomar medidas enérgicas contra las transacciones de la moneda digital, que Pekín ha calificado de ilegales, en el país.

Según los datos de Coindesk, la moneda cotizaba a 44,902 dólares a las 08:50 GMT, pero a las 09:27 había alcanzado los 42,689 dólares. Ahora se vende por unos 41.873 dólares.

El impulso se reflejó en otras monedas digitales, haciendo que el Ether bajara un 8 por ciento y el XRP cerca de un 7 por ciento.

En su comunicado difundido a las 09:00 horas, el banco central del gigante asiático aclara que la institución considera que las monedas digitales «no son legales y no deben ni pueden ser utilizadas en el mercado», por lo que las transacciones con ellas también constituyen «actividades financieras ilegales». El banco promete que los asociados a estas acciones serán «investigados de acuerdo con la ley» y subraya que también considera ilegal la prestación de servicios a ciudadanos chinos a través de criptodivisas extranjeras.

El banco también informa, que está desarrollando mecanismos para reprimir el comercio de criptomonedas. En particular, coordinará sus acciones con el Estado a nivel de ministerios centrales y gobiernos provinciales. Como resultado, espera tener «un seguimiento exhaustivo y una alerta temprana» de las actividades con monedas digitales.

China contra el Bitcoin

En mayo, las autoridades chinas desencadenaron un fuerte descenso del bitcoin al prohibir a las instituciones financieras y a las empresas de pago prestar servicios relacionados con las transacciones de criptodivisas, al tiempo que advertían a los inversores contra las operaciones especulativas con monedas digitales.

En junio, Pekín cerró unos 26 centros de minería de criptomonedas que representaban el 90% de la capacidad de minería de criptomonedas del país. Al mes siguiente, bloqueó el acceso a la mayor bolsa de criptomonedas del mundo, Binance.