Ayer 20 de septiembre, los guardacostas estadounidenses han repatriado a 36 balseros cubanos tras cuatro interceptaciones frente a la costa de Cayo Hueso y las Bahamas.

Según los guardacostas, una embarcación de 20 pies fue interceptada a 23 millas de Islamorada a las 10 de la mañana del pasado jueves, y aunque no se facilitó el número de personas a bordo, se supo que estaban en buen estado de salud.

Por otra parte, a 30 millas de Islamorada, el mismo jueves por la tarde, la tripulación del pesquero Hurricane II encontró un arrastrero de 20 pies.

La Guardia Costera de Estados Unidos dijo que la tercera interceptación de balseros cubanos se produjo a 24 millas de Cay Sal, Bahamas, a las 4.45 de la tarde del jueves, donde se encontró una balsa de 9 pies.
Mientras tanto, 813 balsas cubanas fueron interceptadas por los guardacostas estadounidenses.

El cuarto descubrimiento se produjo a 18 millas de Elbow Cay el pasado viernes por la mañana, cuando unos ciudadanos cubanos intentaban llegar a suelo estadounidense en una balsa.

El teniente comandante Mark Cobb, responsable de la aplicación del séptimo distrito, declaró: «No podemos dejar de insistir en lo peligrosos que pueden ser estos viajes en mares imprevisibles».

«Las tripulaciones de los guardacostas interceptarán a los migrantes y los devolverán a su país de origen», añadió.

Cabe destacar que los guardacostas estadounidenses han interceptado 813 balsas cubanas desde el 1 de octubre de 2020.