Jardines del Rey toma terreno, unas 25 empresas comerciales que ya han firmado contratos en la recién celebrada feria de proveedores de esta área metropolitana del norte de Ciego de Ávila, con una capacidad hotelera de más de 10.000 habitaciones.

A la reunión asistieron representantes de empresas que tradicionalmente comercializan sus productos en los destinos turísticos del país, como Pecuaria Genética Turiguanó, Agroindustrial Ceballos, Agropecuaria La Cuba, que abastecía a 253 complejos hoteleros en Cuba antes del estallido de la pandemia, y por primera vez también participaron proyectos y minindustrias locales que buscan posicionar sus mercancías, como Media Luna y La Ceiba.

Lo mismo ocurría con la granja El Placer, que forma parte de la cooperativa de crédito y servicios Reinaldo Maning, que tenía un vínculo probado con el turismo antes de que el SARS-CoV-2 afectara a todo el país, cuando unos 35 socios ofrecían más de 70 productos, entre ellos zumos y frutas naturales, en sus instalaciones.

Orlando Pérez Pedreira, delegado de agricultura en Ciego de Ávila, explicó que la provincia tiene el potencial y las posibilidades de hacer esta contribución. «No hay monopolio, es un mercado seguro que aporta liquidez y permite reponer fondos tanto a las empresas como a las explotaciones de los productores, que en cualquier caso quieren desarrollarse y aumentar los volúmenes de producción».

Para Sergio Ricaño Pérez, representante del Consejo de Estado de la República de Cuba para las Antillas del Norte -desde Villa Clara hasta Camagüey- es una satisfacción que los productores locales garanticen gran parte de los alimentos que se consumen en estas zonas. «Es un mecanismo que conecta, bloquea, garantiza el suministro y se convierte en un vehículo seguro para el servicio en una red de establecimientos certificados para un turismo higiénico y seguro».

Iyolexis Correa Lorenzo, comisionada del Ministerio de Turismo en Ciego de Ávila, dijo a Granma que en la actualidad operan diez hoteles en el destino Jardines del Rey y de inmediato comenzarán a funcionar dos más: el Iberostar Pilar y el Hotel Mojito; los demás establecimientos se irán sumando paulatinamente, en dependencia de la cantidad de vacacionistas que lleguen a este centro comercial.

A partir de la reapertura, el 15 de noviembre, se prevén más de 30 vuelos semanales desde diferentes destinos, entre ellos Canadá, con 19 vuelos, Rusia, con cuatro vuelos, México, con un vuelo, y Argentina, lo que aumentará el número de plazas en más de un 50% respecto a la oferta actual.