A partir de este martes 28 de septiembre, Camagüey pone en marcha varias medidas de flexibilización de horarios y servicios, con una apertura gradual teniendo en cuenta la complejidad epidemiológica provocada por el COVID-19 en el territorio.

Las disposiciones fueron aprobadas en la Mesa Provincial Provisional de Control de la Pandemia, y la gobernadora Yoseily Góngora López dijo que se tomarán otras decisiones dependiendo del comportamiento de la enfermedad.

Ahora se permite la movilidad de las personas hasta las 6 de la tarde, se amplían los horarios de atención, se reincorporan otros que estaban paralizados y se recuperan modalidades como la asistencia a algunos centros, todo ello cumpliendo con los estrictos requisitos sanitarios y bajo el seguimiento constante de los equipos multidisciplinares.

Aracelys Cardoso Hernández, directora del Grupo Empresarial de Comercio Interior en Camagüey, informó que 52 empresas abrirán sus puertas para dar servicio directo en la región. A los establecimientos seleccionados de este sector se suman los del sector extrahotelero de Palmares, la empresa CIMEX y la Empresa de Turismo de Ciudad Santa María.

Dicen que es una red selecta con espacios con suficiente ventilación natural y al aire libre, compuesta principalmente por restaurantes, algunas pizzerías especializadas y cafeterías con comidas, donde la distancia entre mesas es de dos metros y se puede reservar.

Estas actividades del sector estatal también están abiertas a sus homólogas operadas por autónomos, siempre que cumplan con los requisitos establecidos anteriormente, dijo el gobernador, que en el caso de la restauración prohíbe, entre otras cosas, la prestación de servicios de mesa de buffet, en lugares o locales cerrados o climatizados, y no se permite el funcionamiento de bares, cabarets, parques de atracciones, piscinas y playas.

La red de servicios de restauración, los comercios de productos industriales, los mercados no materiales, los mercados agrícolas y ganaderos, los almacenes, los servicios técnicos y personales a domicilio, las oficinas de registro de consumidores y los puntos de venta de gas licuado funcionarán hasta las 17 horas.

Asimismo, todos los comercios de las cadenas Caribe, Cimex y Caracol, tanto los de moneda libremente convertible como los de moneda nacional, reabrirán sus puertas entre las 8:00 y las 16:00 horas, mientras que se mantendrá la venta de productos básicos en los módulos que vende cada Comité de Defensa de la Revolución, y se atenderá a las personas socialmente vulnerables y a los ancianos que soliciten ayuda a través de los números telefónicos 32-29-22-82 y 32-29-21-82.

En cuanto a las cajas de ahorro, sus horarios se han ampliado como de costumbre, incluso los sábados, y se han reanudado los servicios jurídicos de las Direcciones de Vivienda y Ordenación del Territorio, así como los trámites de los carnés de identidad y otros que se habían interrumpido o restringido, dijo el gobernador.

Se permitirá la circulación de cualquier medio de transporte hasta las 18.00 horas, y se restablecerá progresivamente el transporte urbano en vehículos estatales y privados, a media capacidad y sólo en las horas punta de la mañana y de la tarde; al mismo tiempo, seguirá suspendido el traslado de personas entre municipios y desde o hacia otras provincias, salvo en situaciones excepcionales debidamente autorizadas.

En cuanto al sector educativo, la directora provincial, Mercedes Escuredo Olazábal, indicó que la reanudación de las clases en algunos grados está prevista para el 4 de octubre, en función del avance de la vacunación de los alumnos para los que se garantizan las condiciones higiénicas y sanitarias en los centros.

Walter Simón Noris, miembro de la oficina provincial del Partido Comunista de Cuba, insistió en el control de las nuevas medidas para que sean seguidas disciplinadamente por las administraciones y la población, de lo que dependerá el éxito de nuevas flexibilizaciones si las condiciones epidemiológicas lo permiten.

Las medidas adoptadas por el Grupo de Trabajo Provisional Provincial para el Enfrentamiento con el COVID-19 en Camagüey, que entrarán en vigor a partir del martes, incluyen la apertura paulatina de horarios y servicios antes restringidos en vías de la normalidad, para restablecer los procesos sociales y económicos, sin descuidar protocolos como el distanciamiento, el uso del Nasobuco y las investigaciones.