El gobierno cubano anunció la reapertura gradual de los establecimientos gastronómicos en La Habana y otras provincias del país donde se garantiza la estabilidad epidemiológica a la Covid-19.

El gobernador de La Habana, Reinaldo García Zapata, dijo que en la capital de la isla reabrirán 533 establecimientos gastronómicos públicos y privados, entre ellos 315 restaurantes, 95 cafeterías, 14 pizzerías y la famosa heladería Coppelia. Los servicios gastronómicos se prestarán hasta las 21.30 horas, por lo que las autoridades han ordenado que se restrinja la circulación en la ciudad a partir de las 22.30 horas de este viernes.

En su comparecencia en la televisión estatal, expresó la opinión de que las vacunaciones y el estricto cumplimiento de las medidas higiénicas y sanitarias han influido en esta tendencia de descenso de la incidencia del covid-19.

García Zapata señaló que, tras año y medio de pandemia, era necesario reactivar la vida económica y social. Para concluir la reapertura, se evaluó la situación sanitaria en La Habana, donde se observó una evolución positiva en las últimas siete semanas, en las que el promedio de contagios diarios bajó de 1.900 a unos 450.

Por su parte, la ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz, señaló que la vacunación masiva en el país y la reapertura de las fronteras al turismo a partir del 15 de noviembre han favorecido las condiciones para la reanudación de los servicios donde no hay casos activos de transmisión.

Díaz explicó que en un análisis conjunto con las autoridades de salud, se concluyó que en este momento están dadas las condiciones para una reapertura paulatina de los servicios en terreno y la recuperación de lo perdido en los últimos meses.

Señaló que en el ámbito de la restauración se mejorará el servicio mediante el pedido previo para evitar aglomeraciones y esperas innecesarias, y que se aplicará la modalidad de comida para llevar y a domicilio introducida en el escenario impuesto por el covid.

Dijo que la reintroducción de algunos servicios presenciales conllevará una ampliación de los horarios de apertura de las tiendas, que antes estaban restringidos.

También señaló que los servicios de restauración de mesa, barra y mostrador se restablecerán dentro de unidades que cumplan con los requisitos de ventilación y con una capacidad que se ajuste al aforo del local, buscando también la separación física.

Este restablecimiento de los servicios -incluidos los notariales, registrales y catastrales- se extenderá a otras provincias del país en las que ha disminuido el número de casos de coronavirus.

Se trata del oeste de Matanzas y Mayabeque, el centro de Cienfuegos y Ciego de Ávila, el este de Santiago de Cuba y Guantánamo, y el municipio especial de Isla de la Juventud, según el doctor Francisco Durán.

La autoridad sanitaria señaló que una comisión evaluará las condiciones higiénicas y realizará inspecciones sanitarias, insistiendo en las extremas medidas de higiene que deben garantizar los trabajadores que manipulan alimentos, así como el cumplimiento de normas epidemiológicas como el uso de mascarillas, el espaciado y la ventilación de los locales.