Lorenzo Rubio, director de la cadena hotelera canadiense Blue Diamond, consideró que el sentido de pertenencia de los empleados del sector a los establecimientos es un activo para el turismo en Cuba, «porque el servicio que pueden ofrecer las personas que se sienten apegadas a su trabajo no existe en otras partes del mundo».

Rubió, que tiene 35 años de experiencia en el sector y dirigió durante una década el hotel Royalton Hicacos Resort & Spa de Varadero, dijo a Prensa Latina que «la gente siente que este hotel les pertenece, no es de los dueños, es de los trabajadores».

Explicó que lo más complicado en estos momentos es conseguir los suministros necesarios, aclarando que no siempre ha sido así, que es una consecuencia lógica de una pandemia, «pero se solucionará».

El director también se refirió a la simpatía del pueblo cubano, a su sentido de pertenencia y a su cultura, señalando que «venir a Cuba significa formar parte de una familia y no sentirse como un cliente, lo que hace que se repitan las visitas».

En cuanto a la próxima reapertura, el 15 de noviembre, dijo que debido a las vacunaciones, tanto en Cuba como en el extranjero, un alto porcentaje de personas en muchos países ya estaban vacunadas, y auguró un buen fin de año, un diciembre como en años anteriores, y que el 2022 irá bien.

El Royalton, propiedad de la empresa local Cubanacán y en una empresa conjunta con el Consorcio Canadiense, ha ganado cuatro veces consecutivas el prestigioso Premio Mundial de Hoteles de Lujo, además de otros galardones como el Premio Nacional de Medio Ambiente.

Hoteles de Blue Diamond en Cuba

Royalton Hicacos
Royalton Cayo Santa Maria
Grand Memories Santa Maria
Grand Memories Varadero
Memories Flamenco
Memories Paraiso

Varadero está situado en la península de Hicacos, en la costa norte de la provincia de Matanzas, a unos 140 kilómetros al este de La Habana, y cuenta con un total de 58 hoteles con unas 22.000 habitaciones.