Un tornado y una tromba marina se formaron al suroeste de la ciudad de Cienfuegos y al sur de Juraguá poco antes de las 5 de la tarde del domingo.

«Un tornado inicial se desplazó hacia el mar al sur de Juraguá y rápidamente cobró fuerza al sur de la CEN, mientras que al momento de disiparse se formó una tromba de marina, que fue menos fuerte y se disipó rápidamente», indicó un boletín del Centro Meteorológico Provincial (INSMET) del Instituto de Meteorología.

El boletín de los meteorólogos Álvaro Pérez Senra y Virgilio Regueira Molina, añade que el fenómeno se debió a una tormenta local severa, «consecuencia de las altas temperaturas en superficie con alto contenido de humedad y la afluencia de una corriente fría del norte a 250 hPa debido a la presencia de una vaguada cuyo eje se profundizó sobre el centro de Cuba».

El comunicado del centro meteorológico provincial señala que el sistema tuvo un reflejo en los 500 hectopascales (hPa) con un desplazamiento hacia el oeste, un patrón que favorece la aparición de tormentas locales severas en la provincia.

Una tromba de agua es un embudo con un intenso vórtice que se desarrolla sobre una masa de agua. Pueden ser tornádicos o no tornádicos. Los primeros pueden ser tornados que se forman sobre el agua o sobre la tierra y entran en el medio acuoso.